Mi experiencia en la primera línea de batalla contra la COVID-19

Por el Dr. Devapriya Dev, socio del Club Rotario de Bramhall & Woodford, zona metropolitana de Manchester (Reino Unido)

Nota: este artículo fue originalmente publicado en inglés el 12 de junio de 2020.

Trabajo a tiempo completo como médico consultor pulmonar en el Princess Royal Hospital en Telford (Inglaterra), y soy rotario desde hace casi 15 años.

Desde el 20 de marzo, soy responsable de una nueva sala COVID-19 en mi hospital. Junto con un colega, me pusieron a cargo de 30 pacientes. Al principio, dudé, pero pronto comencé a disfrutar de mi nueva labor en la que me acompañaban médicos y enfermeras jóvenes que también se encontraron de repente en la primera línea de la pandemia.

La primera semana fue un desafío, ya que no disponíamos de equipos de protección personal adecuados y tenía tres pacientes con COVID-19. Pudimos cubrir las necesidades básicas con delantales de plástico, mascarillas quirúrgicas ordinarias y guantes. Más tarde, tuvimos acceso a mascarillas FFP3 adecuadas, pero debido a su escasez se nos pidió que usáramos mascarillas quirúrgicas que estaban lejos de ser las ideales para protegerse del virus.

Durante la segunda semana, los pacientes con COVID-19 ocuparon veinte camas. Tuve bajo mi cuidado a diez de ellos, de entre 28 y 90 años de edad. Casi el 85% de ellos mostraron síntomas de diversos grados de neumonía. Los pacientes de mayor edad tenían otros problemas médicos y menos capacidad para soportar los efectos de la neumonía. A ellos les llevó más tiempo recuperarse y, lamentablemente, una persona falleció. Otro paciente inmunodeprimido tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) ya que su neumonía empeoró, entró en fallo respiratorio y finalmente falleció.

Fue una semana complicada y más aún porque teníamos que tranquilizar a familias preocupadas en medio de todas estas restricciones y medidas de distanciamiento físico. También estábamos bajo presión ya que dos de nuestros seis consultores respiratorios hubieron de permanecer aislados en sus domicilios porque sus hijos o cónyuges mostraban síntomas de COVID-19.

Durante la tercera semana, el número de pacientes con COVID-19 aumentó a 26 y hubimos de habilitar otra sala. El número total de casos en ese momento era de 50. Anticipando el pico del virus, se hicieron provisiones para contar con suficientes camas, equipos de protección personal, respiradores y espacio en la morgue. Tuvimos que cancelar todas nuestras citas regulares en la clínica y comenzamos a realizar consultas telefónicas diarias.

La situación estaba empeorando. Un caso especialmente triste es el de un joven sano de 35 años que fue admitido con un caso repentino de falta de aliento, fiebre y tos. Tenía síntomas de neumonía en ambos pulmones y su capacidad de oxígeno estaba disminuyendo a pesar del flujo proporcionado por un respirador. En un día, su estado empeoró y, al necesitar más oxígeno, fue trasladado a la UCI donde tristemente falleció a pesar de todos nuestros esfuerzos. La mayor tragedia para los pacientes que mueren en la UCI es que sus seres queridos a menudo no tienen la oportunidad de verlos durante sus últimas horas.

Ahora, casi 10 semanas después, las cosas se están calmando. Tanto el número de pacientes de COVID-19 como el número de fallecimientos disminuye lentamente. A medida que más personas se someten a las pruebas, sus contactos son rastreados y se extreman las medidas de distanciamiento social y las órdenes de confinamiento, parece que estamos en camino para “volver a la normalidad”.

Durante todo este tiempo permanecí en contacto con mis amigos de Rotary y traté de asistir a algunas de las reuniones en Zoom desde el hospital. En una de ellas, fui invitado a servir como orador y hablé sobre mi experiencia durante esta pandemia. Los socios e invitados me plantearon muchas preguntas relacionadas con la COVID-19. Sin duda fue una reunión informativa para todos los participantes. Además, mi club ha recaudado fondos para organizaciones benéficas, organizando subastas y otras actividades virtuales. Ahora estamos tratando de encontrar formas innovadoras de recaudar fondos a distancia ya que nuestras actividades regulares han sido pospuestas o canceladas.

Me conmovió el aprecio y la gratitud expresados por mis amigos, vecinos y conocidos por mis servicios y por ponerme en riesgo cuando todos los demás permanecían aislados en sus domicilios. Me emocionó especialmente algo que sucedió un día que salía de mi casa a las 6:15 para ir al hospital. Al cerrar la puerta escuché los aplausos de mis vecinos que se habían levantado a las 6 para mostrarme su agradecimiento. Su gesto me hizo llorar.

Si bien es mi deber y juré atender a mis pacientes y aliviar su sufrimiento, nosotros, como trabajadores de la salud, nunca predijimos que arriesgaríamos nuestras vidas de esta manera. Estos pequeños gestos marcan la diferencia y me hacen sentir que vale la pena correr estos riesgos. Espero que esto, junto con el principio de “servir a la humanidad” que adquirí gracias a mis modestos orígenes y el lema rotario de “Dar de sí antes de pensar en sí”, me den fuerza para seguir afrontando este futuro incierto.

Aumenta la membresía en tu club

Manoucher Shoaie nació como rotario en el año 1980 en el seno de la familia de Rotary en Argentina y desde entonces ha ocupado distintos cargos en dos clubes. En estos momentos se desempeña como presidente del comité de membresía de su club, el Rotary Club de Amboro, Santa Cruz, Bolivia. Sin embargo, como cualquier rotario, a menudo le ha preocupado el estancamiento en la membresía de Rotary de alrededor de 1 200 000 por lo menos desde el año 2005. Hace poco escribió un libro al respecto titulado Rotary: entre tendencias y oportunidades. Compartimos aquí sus ideas para aumentar la membresía en Rotary.

¿Por qué decidió escribir el libro?

Durante el período 2005 a 2012, según Monty J. Audenart en su discurso ante la Asamblea Internacional en 2012 “acogimos con alegría a más de un millón de nuevos socios, y luego, con tristeza, los vimos abandonar la organización”, en un promedio anual de 150 000 socios, lo que siguió después del año 2012. La situación me llevó a investigar sobre las razones de abandono y los porqués de  la falta de capacidad de los clubes en conservar a los socios. Entonces pensé compartir los resultados en un libro.

¿Cuál es la razón  por la que los socios abandonan Rotary y por qué los clubes no son capaces de evitar esto?

Titulé el libro “Rotary, entre Tendencias y Oportunidades” porque ponderando las razones y raíces del problema, me di cuenta que la falta de adaptación a las tendencias y exigencias de un mundo que experimenta “cambios caleidoscópicos” según Paul Harris, es la raíz principal de este fenómeno. Si no seamos capaces, tanto como rotarios y clubes como la institución, a responder a los cambios o que reaccionemos en forma tardía, perderemos muchas oportunidades, entre ellas conservar y desarrollar nuestro cuadro social.

Según quienes han renunciado a las filas de Rotary, las razones de su abandono (las que son las mismas que impiden el ingreso de más socios) son tiempo/costo en un 34%, el entorno, cultura y ambiente del club en un 32%, y las expectativas insatisfechas en un 17%. 

¿Qué medidas pueden tomar los clubes para reducir la deserción de los socios?

Basado en  estas razones, generalmente se pone énfasis en tomar medidas para reducir las causas del 34% de abandonos adaptando los horarios, el costo y el lugar de las reuniones o crear modelos de e-club.

Sin embargo, estas medidas no reducirían las razones por las que el 49% de los rotarios que abandonan a Rotary. Por lo tanto hay que preocuparse por las expectativas insatisfechas de los socios y adaptar la cultura y el entorno del club a la tendencia de la diversidad creciente y sus exigencias, cambiando nuestras maneras de pensar y actuar.

¿Cómo afectaría la pandemia a las areas de interés de Rotary?

La pandemia ocasionada por la COVID-19  acelerará algunas tendencias como la aplicación de soluciones globales a las problemáticas mundiales, pero también, desacelerará la agenda de la ONU, a cuyos Objetivos de Desarrollo Sostenible responden las áreas de interés de Rotary. Esta situación, sin duda alguna, exigirá a RI no solo mayores recursos económicos y humanos, sino también la revisión y modificación de la asignación de las subvenciones globales.

Afortunadamente RI con extraordinaria capacidad de adaptación ha podido responder a los desafíos imprevistos de la pandemia con varias decisiones y acciones desde la asignación de considerables fondos y subvenciones a nivel institucional y distrital y la provisión de infraestructura y experiencias adquiridas durante más de tres décadas en la campaña mundial contra la polio hasta la motivación y ejecución de miles de actividades y proyectos de solidaridad a nivel mundial.

De las adaptaciones institucionales fluyen el coraje y la apertura hacia el cambio a los niveles inferiores –los rotarios, los clubes y distritos–  y generan entusiasmo e impulso necesarios para que ellos asuman nuevas adaptaciones y descubran nuevas oportunidades. El proceso genera una dinámica que asegura un desarrollo sostenible y orgánico de Rotary, satisface las expectativas de los socios y mejora el ambiente del club con su corolario: una membrecía diversa y creciente.

Para tener acceso al libro digital, envía un mensaje a shoaiem@gmail.com o descárgalo directamente desde la página del Rotary Club Amboró en Facebook

Primer RYLA virtual de Latinoamérica “Conectando a la Juventud”

Por Juliana Corredor González, Ciberclub Rotario de Latinoamerica D4195 

Gracias al gran trabajo en equipo realizado por el Ciberclub Rotario de Latinoamérica y el Club Rotaract E-Latinoamerica, los dos 100% virtuales, logramos llevar a cabo un exitoso RYLA Virtual en tres sesiones de 4 horas cada una el 17, 24 y 31 de mayo pasado.

Integrantes del fantástico equipo organizador del RYLA virtual

Y como puede pasar cuando se está en vivo y cuando somos novatos en las nuevas tecnologías, en nuestra primera sesión tuvimos un inconveniente técnico de último minuto, por lo que fue necesario migrar a otro enlace de Zoom; esta rápida solución fue posible a nuestros ingeniosos rotaractianos quienes inmediatamente informaron por redes sociales a los participantes de este evento y fue posible luego de unos minutos unirnos en línea para comenzar el primero de 3 seminarios programados.

Juliana Corredor González

También tuvimos algunos inconvenientes de sonido, en mi caso, como una de las anfitrionas del evento tuve una falla de internet y no pude continuar presentándolo, gracias a que teníamos un plan B, en el cual mi compañera de equipo tomó mi lugar de inmediato, logramos continuar sin ningún otro tropiezo.

Fuera de las prontas soluciones y de lograr llevar a cabo la primera sesión de nuestro RYLA virtual, sin duda es de resaltar la paciencia y comprensión de los participantes, la mayoría de ellos jóvenes de Rotaract e Interact de más de 30 países distintos, quienes apoyaron cálidamente al equipo organizador con cientos de amistosos mensajes dinámicos de tolerancia y respeto durante el tiempo en el que no fue posible la conexión justo al inicio de la primera sesión. Asimismo, fue evidente la atención de los participantes al evento, resultando en interesantísimas preguntas a nuestros magníficos ponentes. ¡Esto es Rotary!

Las otras dos sesiones, tuvieron también un gran componente de compañerismo y muy grata asistencia de nuestros incansables jóvenes y compañeros rotarios, que al final se hicieron acreedores a un Certificado de participación que les fue enviado a sus correos electrónicos al terminar el RYLA virtual. También nuestros ponentes recibieron un Certificado de Excelencia por su generosa participación en este innovador evento.

Durante el proceso de organización creamos un chat en la aplicación Telegram llamado “La Cantina del RYLA virtual” cuyo objetivo era iniciar una campaña de expectativa para captar la atención de los inscritos y asegurar su participación en el evento. Hoy este grupo de chat continúa y cuenta con 277 miembros de 30 países, que comparten sus eventos, sus ponencias e información de sus programas y proyectos en todo el mundo, “Uniendo la Juventud”. Cabe destacar que cada una de nuestras tres sesiones fue vista en Facebook más de 3000 veces, un éxito rotundo sin duda.

Pero acá no terminamos, tenemos planes para este año rotario también, en el cual organizaremos un RYLA virtual aún más retador, involucrando otras latitudes y ofreciendo charlas en diferentes idiomas para que más jóvenes, puedan acceder a tan valioso espacio de potencialización de su liderazgo y cultivo de su espíritu de servicio para el bien de nuestra sociedad.

Visita nuestra página: https://rotaryeclublatinoamerica.club/

Celebremos un hecho histórico

Por José Manuel García Valledor, especialista en comunicaciones para Latinoamérica

Los rotarios tienen muchos motivos para estar orgullosos, y uno de los más destacados es, sin duda, su decisiva contribución a la campaña mundial para poner fin a una de las enfermedades que más sufrimiento han causado a la humanidad: la polio.

En estos momentos en los que tal vez muchos de nosotros nos sintamos deprimidos porque las pautas de distanciamiento social no nos permiten ver o abrazar a nuestros amigos y seres queridos, es reconfortante comprobar que no todo son malas noticias en el campo de la lucha contra las enfermedades.

Es por eso que es tan importante resaltar que el 25 de agosto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció oficialmente que la transmisión del poliovirus salvaje había cesado en los 47 países de su Región de África.

La declaración oficial como libre de poliovirus salvaje de esta región de la OMS es un paso trascendental e histórico que demuestra que la principal prioridad humanitaria de Rotary: la lucha para erradicar este flagelo en todo el mundo, es posible.

Ahora que la Región de África está libre del poliovirus salvaje, cinco de las seis regiones de la OMS, en las cuales reside más del 90 % de la población mundial, están libres de este poliovirus.

Los socios de Rotary han contribuido cerca de USD 890 millones y un sinnúmero de horas de trabajo voluntario a las labores para la erradicación de la polio en la Región de África. Los fondos así recaudados se destinaron a financiar, entre otras, labores de vigilancia epidemiológica y Jornadas Nacionales de Vacunación en las que inmunizaron millones de niños.

En estos tiempos de pandemia, conviene recordar, también, que la vasta infraestructura que la campaña contra la polio contribuyó a crear hoy se emplea para dar respuesta a la COVID-19 y que, en 2014, contribuyó en gran medida a poner fin a la crisis causada por el brote del virus del Ébola en varios países africanos. 

Hoy es momento de celebrar, pero recordemos que no podemos bajar los brazos ya que el poliovirus salvaje continúa circulando en Afganistán y Pakistán, países pertenecientes a la Región del Mediterráneo Oriental de la OMS.

Sin embargo, la inquebrantable dedicación, la persistencia y el compromiso que, desde hace décadas, demuestran los socios de Rotary, nos hace estar convencidos de que sabremos superar los retos que se nos presenten en el futuro para lograr nuestro objetivo final: borrar a la polio de la faz de la Tierra.

Ayúdanos a correr la voz sobre este importante hito divulgándolo en los sitios web de tu club o distrito y promoviéndolo en tus páginas en las redes sociales.

Asimismo, invitamos a los clubes y distritos a organizar eventos en ocasión del Día Mundial contra la Polio, el cual se celebra el 24 de octubre. Estos eventos tienen como objetivo poner de relieve entre los medios de comunicación y el público general la destacada labor de Rotary en la campaña mundial para erradicar esta enfermedad.

Más información en endpolio.org.

Para contribuir, haz clic aquí.

Para registrar tu evento, haz clic aquí.

La paz comienza con uno mismo

Lindsay Grinswold

Por Lindsay Griswold, especialista del Programa de Intercambio de Jóvenes y Protección a la Juventud

Crecí en un hogar que no era pacífico. Así que creo que la paz es algo que siempre he buscado inconscientemente, en mi vida, trabajo, hobbies y otros intereses. El verano siguiente a mi graduación universitaria, me uní al Cuerpo de Paz de los Estados Unidos y trabajé como voluntaria de educación para sordos en Kenia. Esta experiencia me cambió de demasiadas formas como para poder contarlas, pero los rasgos que adquirí entonces y que todavía valoro ahora son la paciencia, la flexibilidad y la resiliencia.

Al volver a casa, serví en AmeriCorps, trabajé como educadora y obtuve una maestría en asistencia social, entre otras cosas. Cada uno de estos esfuerzos encendió aún más mi pasión por la paz.

Continué mi trabajo en favor de la paz al empezar mi carrera con Rotary International en el 2014. Específicamente, trabajo en el Programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary, una de las iniciativas más sólidas a nivel mundial que tenemos en Rotary para la creación de la paz. Cuando Rotary anunció una alianza con el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) en 2017, me entusiasmé con la idea de ver cómo se implementaría en los programas de Rotary, incluido el Intercambio de Jóvenes. Completé la Academia de Paz Positiva de Rotary cuando se lanzó por primera vez en el 2018, y posteriormente me enteré del Programa de Embajadores de IEP gracias a un rotario que forma parte de la primera promoción. Este programa parecía encajar perfectamente.

Lindsay Grinswold participa en una danza durante su trabajo como voluntaria del Cuerpo de Paz en Kenia.

Los embajadores participan en una serie de seminarios web que, hasta la fecha, representan los análisis más completos y fundamentados en datos sobre el campo de la paz y la prevención de conflictos. Posteriormente, se les pide que apliquen los conocimientos aprendidos para organizar una presentación o proyecto creativo para sus redes de contacto o comunidad.

La sede de Rotary se encuentra en Evanston, Illinois (Estados Unidos), pero he estado trabajando remotamente desde mi casa en Asheville, Carolina del Norte (Estados Unidos) durante los últimos años. Inicialmente diseñé mi proyecto para ofrecer capacitación en persona durante una sesión de orientación del Intercambio de Jóvenes para estudiantes inbound, outbound y de retorno en el área de Asheville (Distrito 7670). Debido a que el Programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary es un programa para estudiar en el extranjero, planeaba enfocarme en el pilar de la Paz Positiva “buenas relaciones con los vecinos”.

Pero fue entonces que la pandemia de COVID-19 intervino. La aplicación de las órdenes de distanciamiento social y de permanencia en casa hicieron que las presentaciones en personas fueran imposibles de realizar.

Afortunadamente, volví a utilizar la capacidad de flexibilidad que aprendí durante mi experiencia como voluntaria del Cuerpo de Paz. Adapté mi capacitación hacia un público virtual de voluntarios del Cuerpo de Paz, enfocándome en el mismo pilar, pero esta vez analizando nuestros diversos países de servicio a través de los lentes de ambos índices de Paz Mundial y Paz Positiva 2019.

El proyecto terminó siendo la parte más significativa del programa para mí, aunque al principio, la idea de armar uno me puso muy nerviosa. ¿Qué debo hacer? ¿A quién debo presentar? ¿Sé lo suficiente sobre Paz Positiva para hablar inteligentemente sobre el tema? Cuando tuve que cambiar mis planes, me puse aún más ansiosa. Pero debido a eso, me sentí motivada a trabajar más duro en una presentación interactiva de alta calidad que fuera significativa para mi público. Estaba verdaderamente agradecida de hablar con mis compañeros sobre nuestras experiencias compartidas pero únicas del Cuerpo de Paz, desempolvar mis habilidades de enseñanza, y comunicar nuevas ideas que suscitaran conversaciones interesantes en torno a la Paz Positiva.

Al observar los disturbios civiles que se están produciendo en los EE.UU. y en otros lugares del mundo en este momento, recuerdo lo que aprendí a través del programa de embajadores del IEP: la paz comienza con uno mismo y es el primer signo de sanación. Creo que esto se aplica a nosotros como personas y naciones en las que vivimos. Para activar la Paz Positiva, primero debemos empezar dentro de nosotros mismos y poco a poco salir a nuestras relaciones, comunidades locales, ciudades, estados, provincias, países y el mundo.Rotary tiene alianzas con Instituto para la Economía y la Paz y el Cuerpo de Paz. ¿Buscas involucrarte más en el trabajo por la paz? Toma el curso de la Academia de Paz Positiva de Rotary o conviértete en un Embajador IEP.

¡Involucremos a más mujeres en Rotary!

Por: Cyndi Doragh, asistente de coordinador de Rotary Zona 34 y socia del Club Rotario de Fort Myers South, Florida (EE.UU.)

Cyndi Doragh

Hace casi tres décadas, quería unirme al Rotary. El primer club al que intenté unirme me dijo que no aceptaban más banqueros. (En aquellos días, era común que los clubes rotarios limitaran la cantidad de personas en base a su profesión). Un mes después, me enteré de que daban la bienvenida a un nuevo socio y era un banquero.

Realmente quería ser rotaria, y pronto encontré un club que me acogió con los brazos abiertos. He sido una orgullosa socia durante 28 años. Durante este tiempo, sin embargo, aún existen barreras para las mujeres que quieren unirse a un club rotario. ¡Sólo el 23 % de nuestros socios son mujeres! Podemos hacerlo mejor. Necesitamos ser líderes y mostrar a nuestras comunidades que todo el mundo es bienvenido en Rotary.

Estoy encantada de que mi Distrito 6960 haga de la diversidad una prioridad. En julio celebramos la primera de una serie de cuatro presentaciones llamada “Posibilidades infinitas: Mujeres en Rotary” en julio, que incluyó una inspiradora representación de mujeres rotarias internacionalmente aclamadas. Más de 1165 inscritos sintonizaron para escuchar a la Dra. Sylvia Whitlock, la primera mujer en ejercer el cargo de presidenta de un club rotario. A ella se unieron la vicepresidenta de Rotary International 2020-2021 Johrita Solariand y la Directora de Rotary International 2020-2022 Valarie Wafer, que actuaron como moderadoras.

Sigue leyendo

Si hubiésemos tenido acceso a las dos gotas de la vacuna contra la polio en ese entonces…

Por Yoshiharu Ishige, socio del Club Rotario de Tokyo Koraku (Japón)

blog agosto

Todo comenzó con un artículo

Nunca pensé que viajaría a la India antes de ver un artículo en el número de noviembre de 2019 de Rotary-no-tomo (revista regional de Rotary en Japón) titulado “¿Quieres participar en la vacunación contra la polio en la India?”.

Esta fue mi primera experiencia de servicio personal porque pensé que las actividades de voluntariado de Rotary serían aquellas marcadas por cada club. Cuando me comuniqué con la persona de contacto, afortunadamente, todavía quedaban plazas libres y mi esposa me alentó a ir, así que decidí partir hacia la India.

Sigue leyendo

El importante papel del agua en la lucha contra la COVID-19

Dos niñas se lavan las manos en un grifo público en Santa María, Guatemala.

Dos niñas se lavan las manos en un grifo público en Santa María, Guatemala.

Por Ron Denham, presidente emérito del Grupo de Acción de Rotary de Agua y Saneamiento (WASRAG) y socio del Club Rotario de Toronto Eglinton (Canadá)

Desde hace mucho tiempo, Rotary International se ha comprometido a brindar acceso al agua potable y el saneamiento como una de nuestras áreas de interés. La realidad es que la mayoría de los centros de salud en los países en desarrollo no tienen un acceso adecuado al jabón, el agua y el saneamiento. Estas condiciones afectan a dos mil millones de personas en todo el mundo en un momento en el que lavarse las manos es crucial para reducir la propagación de la pandemia de COVID-19.

Juntos, podemos ayudar a proporcionar condiciones seguras tanto para el personal  médico como para los pacientes.

Cuando las circunstancias lo permitan, acérquense a sus centros de salud locales, los cuales son el corazón de la salud de cada una de nuestras comunidades. ¿Son capaces de mantener la higiene y el lavado de manos adecuados? Pregunten si tienen cantidades adecuadas de agua y jabón, desinfectante de manos a base de alcohol y suministros de limpieza. ¿Están ayudando a educar a los pacientes y a la comunidad en general sobre el lavado de manos adecuado, que será de vital importancia durante esta pandemia?

Los clubes rotarios y Rotaract pueden trabajar con los administradores de los centros de salud y los funcionarios locales para ayudar a satisfacer las necesidades y marcar una verdadera diferencia. Pueden colaborar con empresarios, pequeñas empresas e iniciativas de microfinanciación en sus comunidades para aumentar el suministro de jabones fabricados y distribuidos localmente. Podemos apoyar a nuestros centros de salud para que sean puntos de distribución tanto de mensajes sobre higiene como de jabón en las comunidades circundantes, y ayudar a asegurarnos de que nuestros amigos y vecinos comprendan la importancia de lavarse las manos frecuentemente con jabón durante todo el día. Consideren la posibilidad de seleccionar en sus clubes a una persona de contacto a cargo de las labores relacionadas con la COVID-19 para que responda inmediatamente a las situaciones de crisis. Los socios de Interact también tienen importantes papeles que desempeñar y pueden involucrar a sus propios líderes en el campo de la lucha contra la COVID-19.

Al tender la mano, tenemos la oportunidad de aprender más sobre las necesidades de nuestros centros de salud y comunidades, y cómo nuestros clubes pueden ayudar ahora y en el futuro. Va a ser necesario que todos trabajemos juntos para reducir esta pandemia en cada una de nuestras comunidades y prevenir futuros brotes.

Los socios de Rotary se unen por la verdad, la justicia, la buena voluntad y la amistad para el beneficio de todos. Tenemos una oportunidad única de marcar la diferencia y unir nuestras voces y visibilidad a nivel mundial en nombre de la salud y el cuidado de la salud en todas partes.

Rotary vive y prospera en Kirkintilloch (Escocia)

Por Bob Tomlinson, presidente del Club Rotario de Kirkintilloch (Escocia)

Capture

Bob Tomlinson

La pandemia de COVID-19 es estremecedora. Las vidas perdidas no son sólo estadísticas. Cada muerte es una vida truncada y una familia y amigos en duelo. Esta realidad es algo que nunca debemos olvidar. Nuestra forma de vida ha sido profundamente afectada.

A organizaciones como Rotary, se le pregunta: Si sobrevivimos esta crisis, ¿cómo cambiará Rotary? “Nunca antes hemos vivido algo como esto”. Como personas, muy pocos de nosotros han vivido algo así. Sin embargo, Rotary International sí lo ha vivido, varias veces y lo ha superado. Por ejemplo, la pandemia de la gripe española en 1918, la Gran Depresión de 1930, la segunda guerra mundial, las guerras de Corea y de Vietnam, etc.

A continuación te contamos la manera en que un club se esfuerza por superar la pandemia de COVID-19:

Sigue leyendo

El evento “Vino, Arte y Rotaract” demuestra que la captación virtual de fondos puede ser divertida

 

wine 2

 

Por Tasmain Warren, Club Rotaract Club de Manhattan, Nueva York (EE.UU.)

A principios de la pandemia de COVID-19, los socios de nuestro club Rotaract nos dimos cuenta de la necesidad de mantenernos conectados más que nunca. Trasladamos nuestras reuniones a una plataforma en línea y comenzamos a pensar en cómo luchar contra los sentimientos de aislamiento que se estaban acumulando debido al distanciamiento social. Fue entonces cuando decidimos realizar un evento virtual centrado en el arte y el vino con el fin de recaudar fondos.

El evento “Vino, Arte y Rotaract” fue nuestra interpretación de la típica actividad en la que los invitados siguen paso a paso las instrucciones de un artista profesional para crear una pintura. Solo que nuestro evento contó con un giro virtual.

En vez de proporcionar en persona a nuestros invitados en línea los materiales artísticos necesarios, los animamos a ser creativos en su elección de materiales, desde el papel hasta las camisetas, pasando por los lienzos. La misma regla se aplicó a los medios, y los participantes decidieron emplear pintura, lápices de colores o incluso maquillaje. El único límite era la propia imaginación.

Nuestro club proporcionó la música y un instructor de arte que se encargó de guiar a los participantes en el proceso de creación de una pintura. Los participantes aportaron sus propias bebidas. Estábamos decididos a involucrar a los socios de otros clubes Rotaract, socios de Rotary, e invitados para disfrutar de una noche de diversión.

Debo decir que no estábamos seguros de cómo resultaría el evento considerando que nunca habíamos organizado una actividad virtual antes. Sin embargo, aceptamos el reto y quedamos gratamente sorprendidos con los resultados. Hicimos que los invitados procedentes de nuestro distrito y de otros lugares se registraran y pagaran una cuota de inscripción. Convivimos con otros rotaractianos, rotarios e invitados, y compartimos algunas risas al comparar nuestros distintos niveles de talento artístico.

El evento nos abrió los ojos a la posibilidad de servir a nuestra comunidad mientras nos divertimos sin por ello violar las pautas de distanciamiento social. El dinero recaudado se destinará a financiar nuestros próximos proyectos de servicio a la comunidad, incluida la distribución de alimentos a trabajadores de la salud de primera línea, y la fabricación y distribución de equipos de protección personal.

Esperamos celebrar muchos más eventos creativos e innovadores a medida que nos adaptamos a esta nueva realidad.