Creación de un ciclo de oportunidades a través de asociaciones en la educación

Por Jeannette Stevens, socia del Club Rotario de Managua y directora ejecutiva de Gocare Managua

Jeannette Stevens con un participante del programa

Jeannette Stevens con un participante del programa

Mi relación con Rotary comenzó hace 10 años cuando ingresé a trabajar a Gocare, organización sin fines de lucro que fundara el rotario Jan Lindsay, que trabaja en estrecha colaboración con los residentes de la comunidad en Nicaragua con el fin de establecer e implementar programas de desarrollo económico y educativo. Jan es uno de los rotarios más dedicado y apasionado que he conocido. Fue él quien me introdujo a los proyectos de gran impacto que la familia de Rotary emprende y financia para mejorar las condiciones de vida en comunidades locales y del extranjero.

Al igual que Rotary, la misión principal de Gocare es ayudar a las personas a mejorar sus vidas. Hemos colaborado en numerosos proyectos junto con dedicados rotarios de todo el mundo. Recientemente, Gocare se asoció con el Club Rotario de Managua (Nicaragua) y el Club Rotario de Ventura-East (California, EE.UU.) en la implementación de un proyecto. En 2014, los dos clubes solicitaron una Subvención Global con la participación de Gocare, en calidad de organización colaboradora en Nicaragua. Gracias a la subvención, se repararán y equiparán tres centros educativos comunitarios en zonas empobrecidas. Los clubes rotarios copatrocinadores no solo financiarán los centros, sino que también asistirán en el remozamiento de las instalaciones y harán las veces de tutores y mentores para los jóvenes y adultos que asistan a los centros. Estamos realizando una labor mancomunada para brindar acceso a la educación y una mejor calidad de vida a 6.000 personas.

Participantes del programa preescolar. Foto cortesía de Gocare

Participantes del programa preescolar. Foto cortesía de Gocare

En los últimos cinco años, Gocare ha trabajado en estrecha cooperación con clubes rotarios, locales e internacionales, y otros socios en Nicaragua, ayudando así a miles de beneficiarios. Juntos hemos financiado casi 3.660 becas educativas y subvencionado los costos de matrículas para programas de formación profesional en las áreas de corte y confección, estética, cocina y repostería. Administramos, además, una escuela preescolar gratuita y otorgamos becas para cursos de informática para principiantes y nivel avanzado y clases de inglés. También ofrecemos cursos de alfabetización para adultos, contamos con un programa de nivelación para después de la escuela y una biblioteca con los libros de texto que se utilizan en las escuelas públicas de la localidad. Actualmente estamos financiando la educación de 34 universitarios ya sea mediante becas completas o subsidios para transporte y materiales académicos.

Becarios participando en el programa de preparación universitaria. Foto cortesía de Gocare

Becarios participando en el programa de preparación universitaria. Foto cortesía de Gocare

Una de nuestras universitarias becadas, Ericka, acaba de recibirse de abogada, pero la beca representó para ella más que un título profesional. Puesto que Gocare fomenta una filosofía de mentoría y liderazgo, los beneficiarios de las becas deben prestar servicio voluntario en nuestros centros como una manera de retribuir la ayuda recibida, convirtiéndose en mentores y líderes dentro de sus comunidades. La meta de Ericka es instruir y asesorar a los miembros de la comunidad y facilitar a otros el acceso a más oportunidades educativas.

Es increíble cómo al final encajan todos los aspectos de nuestra vida para lograr un propósito mayor. Me siento muy orgullosa de pertenecer a estas dos organizaciones que trabajan en pro de un mundo mejor al compartir oportunidades para salir adelante con aquellos menos afortunados.

FotorCreated

Anuncios