Un modelo corporativo que hace crecer a Rotary

Fotografía Lic. Benítez

Juan Ernesto Benítez, socio del club rotario

Por Juan Ernesto Benitez Valle , socio del club rotario Metepec. Publicado originalmente en la revista Rotary en México

Jesús Ortigueira Sánchez, socio del Rotary Club Sevilla Corporate en España, nos cuenta el secreto para sacar a su club del rezago.

¿Cuál fue el inicio de la transformación como club? ¿Por qué decidiste cambiar?

Originariamente nuestro club se formó con el nombre de Rotary Club Sevilla-Macarena, nació cargado de ilusión con 32 socios de Sevilla en el año 2007. Diez años después sólo éramos ocho miembros. Vivimos un duro proceso de deterioro, con conflictos, desmotivaciones, pérdida de socios, incapacidad para integrar nuevos miembros y disminución de proyectos, entre otras adversidades.

En el año 2016 recibí la llamada de mi amigo Enrique Valenzuela, un rotario de raza, de los que nunca dejan indiferente. Con el optimismo y la seguridad que lo caracteriza, me dijo: “Jesús, este año me toca ser presidente y quiero, después de más de 40 años como rotario, hacer un último intento por salvar el club. Si no lo consigo, cejaré en el intento y abandonaré Rotary, no antes sin al menos haberlo intentado. Estoy seguro de que juntos podemos revertir la situación ¿Puedo contar contigo? ¿Quién puede decirle a los Valenzuela que no? Pensé. Este fue el germen del cambio. Hoy podemos contarlo.

 

Fotografía Rotary sin Fronteras

Jesús Ortigueira Sánchez, socio del Rotary Club Sevilla Corporate en España

¿Cómo se inició ese proceso de cambio?

 

Antes de comenzar, Enrique, cuyo imponente “don” ha sido siempre el de “hacer sin hacer”, el de buscar talento y seducirlos con una gran idea, integró en el proyecto a su hermano Pedro Valenzuela, a sabiendas de que de este modo era casi imposible que no llegara a algo concreto.

Comenzamos haciendo un estudio profundo de nuestra situación como club, analizamos las posibles causas que nos habían conducido a tal situación, al mismo tiempo consideramos oportuno hacer el mismo estudio con nuestro entorno rotario. Estudiamos el proceso histórico general de Rotary, desde su nacimiento en 1905 hasta la fecha de 2016. Vimos su evolución, éxitos, posibles fracasos y oportunidades, así como sus fortalezas, debilidades y amenazas; con toda esa información tratamos de diseñar un objetivo y una estrategia clara y específica para nuestro club.

 

¿A qué conclusiones llegaron? y ¿qué estrategia diseñaron?

Este no fue un proceso fácil, pues la información fue mucha y las conclusiones ingentes:

  • Nuestro club carecía realmente de capacidad operativa, la cual no estaba vinculada solamente al número de sus miembros.
  • Las motivaciones de los socios eran diferentes, todas no se cubrían. No había homogeneidad en los miembros del club. Algunos miembros veían insatisfechas sus necesidades.
  • Las motivaciones de muchos amigos y compañeros fuera del mundo rotario eran otras a las que ofrecía nuestro club.

Finalmente tomamos tres decisiones fundamentales:

  • Definimos el objetivo estratégico de duplicar nuestra membresía en el año rotario 2016-2017, pero no a cualquier precio ni con cualquier perfil, sino con aquellos que habíamos diseñado como idóneos.
  • Redefinimos nuestra concepción de club; es decir, de vuelta al origen. Nos transformamos en club corporativo e incluimos la “promoción de los intereses comerciales dentro de nuestros fines estatutarios”. Pasamos a llamarnos Rotary Club Sevilla Corporate.
  • Forjamos la capacidad para hacer posible las cosas. Creamos la Asociación Smart Meeting, para dotar de fortaleza operativa el proyecto.

 

¿Cuáles han sido los resultados?

Entre otras cosas, conseguimos crecer más de un 300%, integramos en el club a empresarios de reconocido prestigio, logramos que Rotary Internacional nos designara club dinámico, hacer un proyecto de más de 100 mil euros, mejorar el clima y el contenido de las reuniones, ser mucho más eficientes y eficaces en la acción del club.

Si de algo nos sentimos más satisfechos, es de haber podido extrapolar nuestro modelo y ayudar de este modo a la gran idea de Rotary. En menos de dos años hemos impulsado el nacimiento de cinco nuevos clubes, y estamos trabajando para la creación de más de 10 clubes (muchos de ellos fuera de nuestro país) que trabajan de forma integrada haciendo un mundo mejor desde la consciencia de la responsabilidad social corporativa.

En definitiva, hemos aprendido y creado un modelo que funciona, una fórmula ágil y útil para hacer crecer nuestra gran organización tanto en cantidad como en calidad, y estamos en disposición de poder ayudar a otros a hacer lo mismo, por que “lo que nos separa del éxito es solo un SÍ”.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s