Pongamos el foco de la atención en las personas

blog

Por Imelda Mercedes Medina, doctora en medicina con maestría en Salud Pública, fundadora y presidenta de la Agrupación de Rotary de Salud Pública y socia del Club Rotario de Miami Airport (Estados Unidos)

En la Declaración de Alma-Ata, la Organización Mundial de la Salud convocó en 1978 a los líderes mundiales a unirse para conseguir una mejor salud para todos. La visión de esta declaración era cambiar la forma en que pensamos sobre la salud, dejando de poner el foco en las enfermedades y reconociendo que la salud no es solo una cuestión de combatirlas y prestar servicios de salud, sino de empoderar y cuidar a las personas poniéndolas a ellas en el centro de la atención.

Sin embargo, cuarenta años más tarde, esa visión ha quedado en gran parte insatisfecha. La atención primaria a la salud está en crisis, y la mitad de la población mundial no tiene acceso a los servicios de salud más esenciales. Según las Naciones Unidas, el agua no potable y el saneamiento deficiente son la principal causa de mortalidad infantil, y el hambre y la malnutrición son el principal riesgo para la salud en todo el mundo. Una de cada diez personas en las regiones en desarrollo sigue viviendo con menos de 1,90 dólares estadounidenses al día, el umbral de pobreza acordado internacionalmente, y alrededor del 10 por ciento de la población mundial vive en condiciones de pobreza extrema y tiene dificultades para satisfacer las necesidades más básicas como la salud y la educación.

Con el objetivo de responder a estas complejas cuestiones de salud pública, los Centros de EE.UU. para el Control y Prevención de Enfermedades elaboraron un modelo de varios niveles de factores que afectan a la salud. Los cuatro estratos de este modelo son: social, comunitario, relacional e individual, con la persona situada en el centro de todos ellos. Este amplio enfoque, avanzado en la Constitución de la Organización Mundial de la Salud de 1947, incluye el bienestar físico, mental y social.

Hemos decidimos pasar a la acción y fundar la Agrupación de Rotary de Salud Pública con el fin de establecer conexiones con nuestros compañeros, ya que juntos podremos marcar la diferencia.

Por ejemplo, Rotary International, la Organización Mundial de la Salud, los  Centros de EE.UU. para el Control y Prevención de Enfermedades, UNICEF y la Fundación Bill y Melinda Gates colaboran en la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio, iniciativa de salud pública centrada en las personas. Al centrarse en entender las necesidades y creencias de las personas, y en involucrar a los líderes comunitarios, esta iniciativa ha podido trabajar con las comunidades para encontrar el mejor método para administrar las vacunas. Y es gracias a este método que alcanzaremos nuestra meta de erradicar la polio del mundo.

Según la Health Innovation Network (Red de Innovación Sanitaria), la atención centrada en la persona “es una forma de pensar y de hacer las cosas que ve a las personas que utilizan los servicios sanitarios y sociales como socios en pie de igualdad en la planificación, el desarrollo y la supervisión de la atención para asegurarse de que esta satisfaga sus necesidades”. Esto significa poner a las personas y a sus familias en el centro de las decisiones y verlos como expertos, trabajando junto a los profesionales para obtener los mejores resultados. El International College of Person-Centered Medicine (Colegio Internacional de Medicina Centrada en la Persona) dice: “La medicina centrada en la persona está dedicada a la promoción de la salud como un estado de bienestar físico, mental, sociocultural y espiritual, así como a la reducción de las enfermedades, y se basa en el respeto mutuo de la dignidad y la responsabilidad de cada persona”. A nivel mundial, una de las formas en que la OMS define la atención centrada en las personas es la siguiente “Un enfoque de la atención que adopta conscientemente las perspectivas de las personas, las familias y las comunidades como participantes y beneficiarios de sistemas de salud confiables, que responden a sus necesidades y preferencias de manera humana y holística. La atención centrada en las personas también requiere que estas dispongan de la educación y el apoyo que necesitan para tomar decisiones y participar en su propio cuidado. Se organiza en torno a las necesidades y expectativas de salud de las personas, en vez de en torno a las enfermedades”. Para más información (principalmente en inglés) sobre la atención centrada en la persona haz clic aquí.

Si sientes pasión por el servicio, buscas crecer a nivel profesional, te gustaría mejorar tu currículum, deseas conectarte con líderes mundiales o buscas oportunidades para realizar prácticas o recibir mentoría en el campo de la salud pública, únete a nosotros. Juntos, podremos ayudar a abordar las causas fundamentales de los problemas contribuyendo a aumentar los factores de protección y a disminuir los factores de riesgo de los problemas de salud pública.

Por medio de nuestra Agrupación, participaremos en conferencias y otras iniciativas de salud pública en el campo de la atención centrada en la persona (medicina centrada en la persona y salud pública centrada en la persona). Únete a nuestro foro de discusión en Mi Rotary, lee nuestro blog en el que encontrarás información sobre los recursos disponibles y sigue nuestra página en Facebook. No dudes en comunicarte con nosotros si tienes alguna consulta.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s