Diez cosas que todos podemos hacer para hacer crecer a Rotary

Gary Bennett

Gary Bennett

Por Gary Bennett, expresidente del Club Rotario de Kelowna y socio actual del Club Rotario Sunrise de Kelowna, Columbia Británica (Canadá)

Leí con gran interés en el número de marzo de The Rotarian lo que el presidente electo Mark Daniel Maloney tenía que decir sobre cómo hacer crecer a Rotary. Sin duda, él tiene toda la razón. Una membresía saludable es la savia vital de cualquier organización, y Rotary no es una excepción. Puesto que a todos nos beneficia contar con una membresía floreciente, en todos recae la responsabilidad de hacer crecer a Rotary y de invitar a nuevos socios. El énfasis del presidente electo Mark en el crecimiento de Rotary es un magnífico recordatorio de que todos podemos contribuir a él.

Las razones por las que los socios deciden permanecer o abandonar los clubes no son realmente tan complicadas. La gente tiene que hacer frente a muchos compromisos que compiten por su tiempo. A nadie se le obliga a ser rotario, la afiliación es una decisión voluntaria. Muchas personas considerarán seriamente la posibilidad de afiliarse si perciben que el beneficio que reciben de la afiliación excede su costo. Los socios permanecerán en sus clubes si ese es el caso y, como dicta la lógica, lo abandonarán, si no lo es. Nadie se afiliará si piensa que la experiencia general no será positiva y los afiliados abandonarán el club si sus experiencias no fueron beneficiosas.

Por suerte, tanto la Prueba Cuádruple como el Código de conducta de Rotary pueden ayudarnos a crear una experiencia positiva. Todo se resume en tratar equitativamente a las personas, forjar mejores amistades y crear buena voluntad. Estos principios van mucho más allá de Rotary ya que son la base de los sistemas judiciales del mundo civilizado. Si logramos que el público perciba que nuestros clubes funcionan conforme a estos principios, muchas personas querrán unirse a nuestra organización.

A continuación les ofrezco una lista con diez cosas que todos podemos hacer para ofrecer a los demás socios una experiencia de afiliación positiva:

  1. Aplicar la Prueba Cuádruple y el Código de conducta a nuestra vida personal y a nuestra actividad en el club. Antes de juzgar, expresar un punto de vista, enviar un correo electrónico o emprender una acción, debemos asegurarnos de conocer los hechos pertinentes. Tras hacer esto, habremos de determinar si la acción es equitativa para todos, creará buena voluntad y mejores amistades y beneficiará a todos los interesados. Si no fuera ese el caso, no deberemos emprender esa acción.
  2. Convertirnos en defensores de las políticas y prácticas que potencien la verdad, la justicia, la inclusión y la diversidad.
  3. Saludar siempre con calidez a los demás socios.
  4. Mostrar a los demás socios el respeto que nos gustaría recibir de ellos.
  5. Dedicar tiempo a escuchar y evaluar con atención las diversas opiniones de los socios y defender su derecho a expresar puntos de vista distintos a los nuestros.
  6. Si tuviéramos un problema con otro socio, hablar personalmente con él en vez de enviar un correo electrónico a otras personas quejándonos de su conducta.
  7. Antes de enviar un correo electrónico, o de comunicarnos de cualquier otro modo con otras personas, asegurarnos de que lo que digamos se base en hechos reales y asegurarnos de utilizar el tono apropiado. Debemos preguntarnos si lo que decimos es equitativo y creará buena voluntad y mejores amistades.
  8. Involucrarnos y correr la voz sobre la labor de bien de Rotary.
  9. Si alguien nos presentara una queja sobre Rotary, escuchémosla atentamente y determinemos qué podríamos hacer para corregir esa situación.
  10. Recordar que nadie es perfecto y  todos podemos equivocarnos. Si descubrimos que cometimos un error u ofendimos a alguien, discúlpémonos cuanto antes. Hacerlo no solo será bueno para Rotary sino que servirá para ganarnos el respeto de los demás.

Esta lista no es exhaustiva por lo que, si se te ocurriese alguna cosa más, no dudes en incluirla en los comentarios y en compartirla con otros rotarios.

Creo que, si como rotarios individuales, todos adoptáramos estas estrategias, nos ganaríamos el cariño y el respeto de los demás socios y cada uno de nosotros se sentiría feliz de pertenecer a una organización cuyos socios se comportan así. Es más, la reputación de nuestros clubes como lugares acogedores y equitativos crecerá en nuestras comunidades. Esto resultará en un mayor número de personas interesadas en afiliarse a Rotary para disfrutar del compañerismo y de oportunidades para prestar servicio en la comunidad. Todo esto sin olvidar que, además, todo esto facilitará la  conservación de los socios existentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s